Quantcast

Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento (TAC)

Tecnologias del Aprendizaje y el Conocimiento

Las tecnologías no solo cambiaron la sociedad sino nuestro sistema educativo dotando a los alumnos de novedosas utilidades de ingreso a la información y estableciendo novedosas rutas de comunicación entre los agentes académicos. Esto rompe con el docente como núcleo del desarrollo de enseñanza-aprendizaje para ser sustituido por el alumno en un ámbito de estudio cada vez más amigable.

La legislación dota a las Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento y la Comunicación (TIC) de enorme valor, lo cual se refleja muy bien en la consideración y desarrollo de la de hoy Rivalidad Digital.

Comprender las opciones que las TIC proponen y administrar y fomentar su uso responsable va a ser prioritario en las salas para lograr obtener el más alto desempeño de ellas.

📌 Menú Rápido
  1. TIC, TAC, TEP
  2. No solo un cambio teórico
  3. Ventajas de las TAC
  4. Limitaciones de las TAC
  5. Un acercamiento práctico
  6. De las TIC a las TAC

TIC, TAC, TEP

Cuando nos preguntan por los pilares metodológicos esenciales a lo largo de el desarrollo de lección en el sala nuestra respuesta puede integrar multitud de principios y tácticas metodológicas: razón, individualización, imaginación, gamificación, estudio por conociendo y un extenso abanico de opciones derivadas de nuestra vivencia. Entre todos estos conceptos, todos nosotros coincidiremos en el concepto TIC, y sucede que las Tecnologías de la Información y la Comunicación se alzan como pilar en todos los espacios del todo el tiempo, por lo cual la educación no se podía quedar atrás.

No obstante, el concepto TIC como tal supone una concepción muchísimo más extensa ya que como sugiere Moya (2013) son un grupo de tecnologías a disposición de la gente con intención de hacer mejor la calidad de vida y hacer más simple la ejecución de gestiones de información admitiendo su alojamiento, rehabilitación y manipulación.

La concepción de las TIC como un cúmulo de gadgets, redes y contenidos queda muy ambigua cuando el sentido real que deseamos otorgarles es el de posibilitadoras del estudio del alumnado. Es de esta forma como nacen las Tecnologías para el Estudio y el Conocimiento (TAC), de la implicación de las TIC en el contexto escolar como sustento educativo y metodología. En este momento sí hablamos con propiedad, en este momento poseemos un término completamente ajustado a los chicos matices del contexto educativo.

El paso de las TIC a las TAC piensa pasar de la sociedad moderna a la sociedad del conocimiento, en la medida en que la información consigue un valor formativo.

Conviene, además, llevar a cabo referencia al término acuñado por Reig (2012), Tecnologías para el Empoderamiento y la Participación (TEP) que dotan a las TIC de un aspecto humano, convirtiéndose en un ámbito de interacción y creación de contenidos.

No solo un cambio teórico

Los términos TIC, TAC y TEP, desde un criterio teórico, ¿¿Qué predominancia real tienen sobre la costumbre didáctica? En el ámbito educativo se ha abusado del uso de la etiqueta TIC inclusive desde la legislación, ignorando el nivel de adecuación que el elemento etiquetado tiene al desarrollo de enseñanza-aprendizaje que pretendemos evocar.

Se podría decir que la insistencia por la utilización de las TIC, según lo podemos encontrar planteado, alude a la implicación de los gadgets a lo largo de la día escolar pero solamente el buen método del docente dejará que esos elementos supongan un puente entre el alumnado y los aprendizajes que se quieren y se conviertan, verdaderamente, en TAC.

Ventajas de las TAC

Enfocándonos en las TIC como medio facilitador del estudio tenemos la posibilidad de poner énfasis una sucesión de fortalezas pedagógicas que justifican su uso en el sala. Antes que nada hemos resaltado el potencial incremento del interés hacia superficies, espacios o contenidos que antes se veían con cierto rechazo. Un excelente ejemplo lo conforman las materias de ciencias puesto que requieren un nivel de abstracción destacable para evocar ocasiones que no están presentes; en esta situación las TAC nos van a permitir adentrarnos, entre otras cosas, en un ecosistema e jugar con los distintos elementos que lo conforman. Muy relacionado con lo previo hemos resaltado el carácter motivador puesto que las TIC se erigen como uno de los más importantes pilares en la vida de los estudiantes fuera del centro educativo y este formato correcto a sus prácticas e intereses garantizará un uso práctico y fluido.

Hacen más fácil, además, la comunicación y la cooperación admitiendo que los alumnos abandonen su clásico papel pasivo y se sitúen como eje primordial del desarrollo de enseñanza-aprendizaje, además de sospechar un espacio digital para el trabajo habitual desde cualquier sitio, más allá de las barreras físicas. La interactividad es otra de sus enormes fortalezas, adjuntado con el poder que tienen de hacer mejor la soberanía, impulsar la imaginación y desarrollar la idea.

No debemos olvidar que la predominación efectiva que las TIC tienen sobre el desarrollo de enseñanza-aprendizaje se va a ver potenciada o achicada en funcionalidad de nuestra idealización como docentes. En este sentido se hace infaltante detectar los elementos curriculares que influirán sobre la labor (los contenidos, criterios de evaluación, competencias clave y objetivos de la etapa), planificar las misiones y objetivos, detectar los elementos digitales que facilitarán este desarrollo y adaptar el ingreso y contenido a las propiedades psicoevolutivas e intereses del grupo o discente individual.

Limitaciones de las TAC

Las TAC muestran algunas desventajas y restricciones que, como docentes, debemos comprender con el propósito de desarrollar las ocupaciones atajando, con carácter previo, las propias adversidades que se logren enseñar.

Por un lado, debemos estar preocupados por la seguridad y la intimidad, esto va a ser fundamental, no debemos olvidar que la red conecta a miles de individuos y entre muchos individuos hay pretensiones de toda clase. La satisfacción a este inconveniente pasa por elegir como corresponde los elementos digitales particulares de la actividad de los que, antes, hemos evaluado su seguridad y acomodación a la edad.

También va a ser muy sustancial la fiabilidad de la información. Dado que el docente haya evaluado el recurso a usar nos facilita sobrepasar esta barrera, pero conviene promover en nuestro alumnado la aptitud de contrastar fuentes de información con el propósito de asegurar la validez de estas.

Otros inconvenientes derivados del uso de las TIC en educación, menos recurrentes, pero con los que debemos contar como etapa para una impecable idealización de la actividad o labor, están relacionados con la salud física, psíquica y popular. Debemos tomar en cuenta que la tranquilidad que el alumno siente en el planeta digital, que antes explotábamos como virtud, puede jugar en contra en la medida en que logre transformarse en la verdad primordial, en otras palabras, crear adicción.

Derivado de lo previo, el aislamiento popular puede erigirse como confusión cuando la utilización de las TIC se regresa una adicción. Para arreglar este inconveniente va a ser infaltante la implicación familiar como pilar educativo primordial fuera del centro escolar, ofreciendo pautas de uso responsable.

Al final vamos a hacer referencia a los probables inconvenientes físicos y visuales que logren derivar de una mala posición o hábito en la utilización de los gadgets electrónicos así como cefalea, dolores musculares, tensión muscular, afecciones oculares, empeoramiento de inconvenientes visuales, etc. Estos probables inconvenientes físicos se achicarán considerablemente por medio de una precisa higiene postural y un uso correcto del tiempo de exposición y los reposos, pautas que iremos transmitiendo a lo largo de el avance de las sesiones.

Un acercamiento práctico

Una vez expuestas las diferencias y relaciones entre TIC y TAC, las funcionalidades que tienen, su aplicación didáctica, las virtudes que deseamos impulsar y las restricciones que trataremos de sobrepasar, nos recomendamos su puesta en costumbre en el sala.

Ahora, formuláremos una circunstancia hipotética encuadrada en el sector de las Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento y Ciencias de la Naturaleza que nos va a servir para exhibir el desarrollo de idealización de una actividad relacionada con las TAC. Nos situaremos en el quinto curso de principal, y nos detendremos en el trabajo de los contenidos relacionados con los climas y la meteorología.

La verdad es que donde hay experimentación y experiencia personal sobra el estudio memorístico y la comprensión de los contenidos se torna más importante. Entendemos que esto es realmente difícil pero quizás las TAC nos permitan una recreación más verdadera que otros elementos didácticos (vídeos de zonas con diferentes climas, fichas de animales que están adaptados a las propiedades del lugar, niveles entretenidos, gráficos, mapas, etc.).

Ya poseemos reconocido el contenido y los objetivos de la etapa con los que se relaciona, de esta forma como los criterios de evaluación y otros elementos curriculares próximos. Una vez identificadas las misiones pasaremos a crear la actividad o grupo de ocupaciones que contribuirán a lograr los objetivos didácticos propuestos, en esta situación implicando las TAC.

Para nuestro propósito, sugerimos la utilización del puzzle de Aronson. Formaremos en el sala 4 grupos primordiales de 6 estudiantes cada uno (la cifra va a venir establece en funcionalidad de los integrantes del grupo y el número de temáticas a estudiar); uno se especializará en el tiempo mediterráneo, otro en el tiempo continental, otro en el oceánico y otro en el tiempo de montaña. En el siguiente paso entrarán en juego las TAC, dándonos la posibilidad de un contacto con los contenidos más allá del clásico libro de texto.

Decidimos que todos los grupos llevarán a cabo una actividad dirigida consistente en la extracción de información que responda a las tres cuestiones que se dan a conocer a continuación; este cuestionario va a estar acompañado de una sucesión de elementos digitales de consulta y las conclusiones se van a exponer en un mural que desarrollarán en grupo usando la interfaz CANVA.

  • Zonas de España donde se dé dicho clima: para su avance proporcionamos un mapa amigable que exhibe la extensión de todos los climas en nuestro estado. El grupo tendrá que sombrear en un mapa mudo la incidencia de su clima, digitalizarlo (mediante escáner o fotografía) y usarlo como parte en su mural digital.
  • Temperatura y precipitaciones: para el exámen de las temperaturas y precipitaciones proporcionaremos un link a una tabla que registra estos datos para cada mes del año. En grupo llevarán a cabo un reducido gráfico para la temperatura y otro para las precipitaciones usando Excel y establecerán una corto conclusión.
  • Animales y plantas que habitan: en esta parte pediremos a los integrantes del grupo que seleccionen tres animales y tres plantas que habiten en el tiempo que estudian, para eso facilitaremos ingreso a un vídeo explicativo en línea y un artículo concreto de la revista científica infantil “Muy Atrayente Junior”. Tendrán, además, hacer una chiquita especificación de cada uno para lo que vamos a dejar independencia en la búsqueda de información y fotos, de esta forma tendremos la posibilidad de utilizar las técnicas de contraste de fuentes y de navegación segura que hemos ido observando a lo largo de el curso.

Tras esta exploración del clima que les ha tocado, los grupos se reordenarán, tal es así que en el nuevo grupo va a existir un profesional de cada clima, cada uno va a presentar sus conclusiones apoyándose en el mural elaborado y presentara sus elementos digitales al resto de camaradas. De esta forma, todos aprenderán los distintos climas adoptando tanto el papel de tutor como el de discente.

Trabajar un preciso contenido implicando las TAC va a mejorar considerablemente la razón y, por lo tanto, la atención y los resultados de estudio. Además, en nuestro caso preciso, hemos interpretado tablas, generado gráficos, interactuado con el mapa de nuestro estado, digitalizado nuestros propios documentos, hemos desarrollado infografías, descubierto artículos investigadores, cotejado fuentes de información… Todo ello, además, por medio de la interdisciplinariedad, implicando superficies como sociología, matemáticas o lengua castellana. Hemos aprovechado las fortalezas que las TIC nos presentan para convertirlas en TAC y, aunque la verdad siempre nos puede plantear nuevos desafíos, gestionaremos los elementos y su uso con la máxima previsión de las probables desventajas que logren mostrarse.

De las TIC a las TAC

Tenemos la posibilidad de detallar una sucesión de funcionalidades que, con su aplicación didáctica, nos van a permitir pasar del uso del gadget (TIC) al estudio con el gadget (TAC). Tenemos la posibilidad de citar las funcionalidades de las TIC en educación advertidas por Marqués (2011):

  • Medio de creación y expresión: las TIC aceptan escribir, dibujar, hacer muestras y un sinfín de elementos gráficos más, en la medida en que estas utilidades formen parte de una actividad formativa y contribuyan en la formación del alumnado van a poder ser denominadas TAC (al igual que va a ocurrir en las funcionalidades que siguen).
  • Canal comunicativo: tanto presencial como virtual, las TIC ponen a nuestro alcance gadgets y interfaces que hacen más fácil el trueque de documentos y elementos, el trabajo simultáneo, la tutoría, los trabajos de colaboración, etc.
  • Medio didáctico y fuente de información: la inmensidad de elementos y la enorme diversidad de utilidades que aceptan hacer contenidos propios y adaptados posibilitan un universo de entrenamiento y estudio difícilmente comparable con otros soportes. Estamos hablando de utilidades que van desde lo fácil (sustitución del libro de texto, por ejemplo) hasta lo verdaderamente elaborado (diseño de un paseo de ocupaciones virtuales autoevaluables, por ejemplo).
  • Orientación y rehabilitación: las TIC ponen a nuestro alcance utilidades para el diagnóstico y la orientación de nuestro alumnado. Los discentes disponen, paralelamente, de varios elementos para el entrenamiento concreto de puntos que tienen la posibilidad de estar damnificados por la existencia de barreras que limitan su ingreso, presencia, participación o estudio, con la carga de razón y distensión que las TIC comprometen.
  • Medio de evaluación: las TIC nos presentan la oportunidad de crear niveles evaluadores que agilicen el desarrollo de evaluación y reduzcan el aspecto negativo que la concepción de evaluación tiene para el alumnado. Además nos van a permitir prestar retroalimentación inmediato.
5/5 - (9 votos)

Más artículos interesantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir